Archivos Mensuales: julio 2009

Por Rafael Martínez Bouzo

Estándar

Mi criterio en la selección del Timbrado Español
Por Rafael Martínez Bouzo, Juez de Canto Timbrado
Revista Pájaros nº 18, 1972

En estas líneas no quiero incluir nada relacionado con las notas o Código de canto de este canario, sino más bien hacer un comentario encaminado a orientar y en lo posible tratar de aclarar algunas dudas que, estoy seguro, tienen muchos de los criadores de este tipo de canario. Son muchos los criadores que me consultan sobre la forma de obtener buenos canarios de Timbrado Español.

Mi contestación a todos es la misma: todo depende de la sensibilidad musical, del gusto del criador.

Después de oír unos canarios y ponderar su opinión sobre ellos, podríamos formar, en parte, un juicio sobre las características del aficionado en cuestión.

Es muy de disculpar, que un aficionado que empieza a dar sus primeros pasos en este hobby, y que al no tener forma de hacer un juicio comparativo, se crea que aquellos canarios que posee, pueden ser los mejores; pero que después de oír otros ejemplares de auténtica valía y calidad, no puede continuar con los que tiene y hará lo posible por conseguir otros canarios.

Este aficionado, este principiante, tiene sensibilidad musical y sin duda llegará a tener buenos ejemplares.

El hecho de que Asturias tenga fama de poseer los mejores canarios de Timbrado Español, se debe a la gran sensibilidad de algunos de los criadores y a la suerte de haber tenido entre nosotros al gran amigo y excepcional experto don Antonio Drove Aza, así como también al buen amigo don Santiago Ruiz, hombre de gran sensibilidad musical.

A estos dos señores debemos los aficionados asturianos el logro de un canario de canto suave, dulce, melódico, variado y a la vez armonioso. Desde el primer concurso, hace ya años, en el cual actuó como juez mi gran amigo y profesor don Antonio Drove Aza, el hombre con más conocimientos sobre el canto de los pájaros de cuantos me he tropezado, desde ese mismo momento insistió en el logro de un canario de Timbrado Español que fuera digno representante de España en todo tipo de competiciones, la verdad es que no se le hizo todo el caso que se merece, pero aún así, se ha logrado algo de cuanto él nos enseñó.

No es justo, no consentimos ni podemos admitir que se denomine canario timbrado español, a cualquier canario que cante alto, a diferencia de lo que es el Roller.

En los concursos de casi toda España, aquí también, se reciben los canarios en tres grupos: Roller, Timbrado Español y Color. En el grupo de timbrado, se admite cualquier canario, que por el tono de sus notas difiera del Roller y que éstas sean lo más alto y sonoras posible.

Después el juez dirá si es bueno o malo, y como los que más gritan son los que más se oyen, se venderán mejor, y en sus compradores tendremos nuevos aficionados engañados los cuales perderán varios años o defraudados por el engaño dejarán esta bonita afición. No, amigos; no es éste el camino.

Seamos más honrados. Podréis decirme que no entendéis, pero a eso os repetiré lo que siempre digo a mis amigos. No penséis en premios, desechad todo aquello que no os guste, pues los canarios se crían para el deleite personal y no para que un señor los premie. Además bien sabéis que no siempre ganan los mejores, pues son muchas las veces que éstos pasan inéditos por los concursos. No comprendo cómo un señor puede soportar en su casa unos canarios que no le gustan, sólo para que yo, juez, por ser de mi agrado se los premio; ¿se cría para el juez o para el recreo personal?

Concretamente en Asturias somos muchos los aficionados que tratamos de desterrar los chaus-chaus, piaus-piaus, chac-chac y toda clase de estridencias, aún a sabiendas de que estos canarios en algunos concursos estarán en inferioridad de notas. Por otra parte, tratamos de introducir o mejor ampliar notas que estando dentro del código, son para nosotros más agradables, como son una buena variedad de floreos, notas compuestas, cloqueos y notas de agua, las cuales para nuestro juicio, hacen que el canto del canario timbrado español nos resulte más dulce y armonioso.

Los buenos aficionados de Jerez y Alicante comparten estos gustos y tienen en la actualidad, muchos de ellos procedentes de Oviedo, tan buenos canarios como los de Asturias.

Personalmente y con ocasión de mi actuación corno juez en el Concurso Nacional de Sevilla y en el Mundial de Munich, hice muchas consultas a jueces internacionales, a los cuales expuse el canario que, a mi juicio, podría representar dignamente a España, coincidiendo ellos con mi criterio, a la par que me apuntaban las grandes dificultades que tendría el logro de un canario de tan alta talla.

Como considero que el criar y seleccionar canarios, es un hobby para toda una vida, empleémosla todos e intentemos que este canario Timbrado Español, sea admirado por los grandes técnicos mundiales y extendido con la misma dignidad que otras muchas variedades.

El CICLON por Joaquin Sandua

Estándar

EL CICLON

UNA HISTORIA REAL DE LOS INICIOS DEL

CANARIO DE CANTO TIMBRADO EN SU LINEA DISCONTINUA

PRESENTACIÓN Y ORIGEN

En el año 1959 un grupo de canaricultores ovetenses, tras el fracaso obtenido días antes en un concurso de canaricultura celebrado en Madrid, donde descalificaron sus canarios por carecer de los giros que ellos entendían como básicos y hereditarios, a saber, los chau-chaus; chas-chas; timbres metálicos, intermedios y profundos,(tal y como uno de los tres Jueces responsables de dicho Certamen expone en la Revista Pájaros de 1983), deciden presentar sus canarios en el primer Concurso Ibérico de Canaricultura y Pájaros Exóticos.
El resultado obtenido fue: Campeón Ibérico, Primer Premio y Copa del Delegado Nacional de Sindicatos, al canario de anilla 1761, de D. Rafael Martínez Bouzo de Oviedo, con 99 puntos. Este mismo ejemplar obtiene en ese mismo Certamen la Copa-trofeo “Quinta das Terras”, donada por don Francisco José Simoes, para el ave de mejor puntuación del Certamen. También se clasifica con el 2º,3º y 4º premios D. Jesús Gómez del Cueto de Oviedo.
Tras este éxito y un tanto “picado” por él, Antonio Ecalle, que fue Juez de Timbrado Español de Oviedo, decide reiniciar su afición con el ánimo de “dar caña” a quienes obtuvieron tan sonado galardón y les pide canarios, a ambos.
Tras muchísima insistencia….(había que conocer a nuestro amigo Ecalle), Jesús Gómez del Cueto le regala uno de los pájaros premiados y una hembra. Rafael Martínez Bouzo, (más reacio y a regañadientes) le cede una hembra que, en sus dos años anteriores, nunca consiguió entrase en celo ni menos que pusiese un solo huevo (circunstancia que desconocía Ecalle y que en corrillos privados tomamos a mofa).
Un par de años después,1961 o tal vez 1962 corre la noticia por Asturias de que Ecalle tiene en su poder un monstruo de canario, pero que nadie escuchó. Se decía que si bueno era de pollo, lo era mejor de adulto.
La noticia nos venía de la mano de David Méndez muy amigo de Ecalle y que en aquellos momentos le estaba construyendo unas pajareras para cría. Aunque se suponía la procedencia, precisamente por eso la intriga era mayor y comidilla en todas las tertulias.
Sucedió que un año, sería tal vez 1964-5, nos encontrábamos en la sala de enjuiciamiento escuchando unos canarios que no se presentaron a concurso, pero era interesante escucharlos pues habían sido premiados en varios . Estos eran el “Corbatín, el Chalequín y el “Negro”, (adjunto fotografías e ese día antes de la audición y durante la comida de hermandad). Los presentes eran, los Jueces Rico y Drove Aza, así como Ecalle, Bouzo, del Cueto, Heriberto Riol y el que escribe estas líneas y como era de esperar, tras escuchar dichos canarios, Ecalle comenta……”hombre…son muy curiosinos y yo los premié, y responde Rafa…”y tiraste el bolígrafo al aire de lo que te gustaron….jejeje”, …ya,… sí,….ye verda, pero…. si escucháis al mi CICLON y al mi TERRY…(el Terry era hijo del Ciclón)….os…cag…., a lo que responde Bouzo…¡Si…, faltaría más,…los canarios fantasma….y más risas!.
El tema se resuelve tras aceptar Ecalle que yo acuda a su casa, que le pida los canarios a su compañera, (la gallega, que era y es de armas tomar) y así se terminaría el comentario, (fue toda una estrategia para obligar a Ecalle a que enseñase esos canarios y surtió efecto). Acudí a su casa, aguanté la bronca, la gallega no aceptó darme los canarios a no ser si los llevaba ella misma, como así fue y escuchar los enfados a los que siempre apostillaba con que…..”por menos de 500 pesetas no se llevan ninguno”.
Fue una suerte que ese día yo acudiese con mi magnetófono, ( uno de aquellos de bobina ancha que pesaba lo que no os podéis imaginar), y en él, tenía un trabajo registrado para comentarlo con los allí presentes.
Resumiendo, colocamos los canarios y casi al instante comienzan a cantar y al escucharlos inmediatamente coloco el micro y los grabo.
Esa grabación me la cede Ecalle con la condición de que nadie la posea a no ser yo, ya que él no dispone de medios para reproducirla y…. en mi poder sigue. Tiene una duración de unos cuarenta y cinco minutos y está grabada a velocidad lenta para dar mayor rendimiento a la bobina.
Como es lógico suponer, en dicha grabación existen comentarios personales de los que extraigo solo dos, uno que propicio yo al preguntar a Drove…”¡Oye Antonio, tu siempre pones el ejemplo de tus pájaros de Vich y…..(no me deja terminar la frase), “estos son más perfectos”. Al escuchar esto Ecalle, se pone como un pavo real y lleno de orgullo y satisfacción descubre la procedencia…..”pues el CICLON es hijo del macho que me dio Chus y de la hembra de Bouzo…(la que nunca puso un huevo en casa de Rafa),….jejeje… burrinos, que sois unos burrinos,…y más risas” y… las caras de tontos de los aludidos en especial la de Rafa que llegó incluso a querer soltarle la silla de ruedas cuando lo bajábamos por la escalera.
Era tan grande la satisfacción de Ecalle que cuando los llevé a él y su compañera a casa me regala una hija del Ciclón, pero …….”¡ojo! para tí y no para nadie más”, cosa que sabía no iba a cumplir. Como no daba puntada sin hilo….apostilla…”ya me podríes dar una hermanina del “Corbatín” y como no la tenía pues sólo fueron tres crías las que logré y que criamos a mano entre mi padre y yo, le prometí una hija y al año siguiente se la regalé.

ELABORACIÓN DEL TRABAJO

Se tenía por costumbre reunirnos todos los días en la tienda de Rafael sobre las siete de la tarde y allí comentábamos todos los pormenores, en especial la composición silábica de los giros que a Rafa le traían a mal traer. Intentábamos traducir cada giro comparándolo con el instrumento que presumiblemente lo podría producir y aplicarle las consonantes y vocales apropiadas buscando las expresiones más perfectas, (debe tenerse en cuenta que en aquella época, ni el Código, ni menos la planilla eran los más adecuados, por lo que insistentemente, desde nuestro entorno, con el apoyo de Drove y los Jueces Ruiz y Rico, en la Revista PAJAROS de primera época se denunciaba siempre que la ocasión lo propiciase). Así sucedió que, sin pretenderlo, nos creamos toda una escuela a la que asistíamos todos los de entonces como eran Chus Cueto, Manso que era nuestro Presidente, Antonio Ramos Bulnes que era criador de Roller y posteriormente llegó a ser nuestro Secretario, Heriberto Riol, Colino, Baquero, que nos escribía a redondilla los Diplomas, Joaquín Alonso Peláez, Manolo Blanco, padre de Mamel que fue gran amigo y Juez, pero entonces andaba por La Felguera, David Méndez, y los que paulatinamente se fueron agregando en sucesivos años, como las nuevas incorporaciones, José Aº García Vázquez, hoy Juez, Pedregal, Agapito Arias, y solían frecuentar también Leopoldo (entonces un crío) y hoy Juez, Salvador Quirós que estaba en La Felguera y nos examinamos para Jueces el mismo día de 1973, y Ulises de Mieres y el Rubio de Avilés que fue Presidente de su Sociedad avilesina, y Jesús Vázquez Cima de La Felguera y Juez en la actualidad y…. muchos más, hoy importantes y afamados canaricultores, unos en activo y otros por desgracia ya desparecidos. En esas tertulias se analizaba todo, en especial lo novedoso, sin pensar en planillas ni códigos, simplemente aprendíamos de los propios canarios. Como ejemplo comentaré que cuando llegó el tema de las aguas, yo proporcioné unas probetas de laboratorio de distintos diámetros y alturas, así como vasos de cristal, botes etc., todos ellos con agua, especialmente jabonosa y…. con pajitas…..”todos a soplar” y analizar los soplidos. Con las aguas, al menos las sesiones eran silenciosas, pero cuando tocó el tema de las campanas …. ¡vamos, de locos!” , nos apropiamos de campanillas de novillas, de vacas, de carneros, especialmente si estaban rotas, y así meses y meses y giro a giro.
Un par de años después de realizar la grabación del Ciclón y del Terry, me regalan un radio-casset, Sanyo, japonés de contrabando, con micrófono y todo, ¡vamos, un lujo! Y me paso toda la grabación a cinta de casset. Como no disponía de otros medios, frente al altavoz del magnetófono de bobina y una distancia prudencial coloqué el micro del casset. Aunque el resultado no ofrecía gran calidad, pues además de las músicas de los canarios quedaban registrados los ruidos del propio magnetófono y el ambiental, no obstante a mí me servía, pero hice otro trabajo más sutil y que surgió de chiripa. Me di cuenta de que poniendo un sobre-peso encima de la bobina principal, la audición se relantizaba y los giros se percibían con mayor nitidez siendo más fácil la aplicación silábica, y con dicho experimento me presento un buen día en la sociedad. ….”Tira pa`lante,…tira pa´tras, párate aquí, escucha esto…y lo de más allá”.
De la grabación principal del Ciclón y del Terry realicé un extracto y a este extracto fui añadiendo frases de otros canarios, y de otros pájaros cantores en especial el ruiseñor, de la papuda capirotada, de la malvisa, etc., frases a velocidad normal y frases a velocidad un poco reducida, (en algún caso hasta bastante reducida), como fácilmente se podrá apreciar. De aquel análisis se llegó a la conclusión de que todos los cantores emiten frases similares, casi idénticas, dependiendo tan solo del ritmo, la altura tonal y la sensibilidad tímbrica, cuestiones que quienes hayan seguido mis trabajos comprenderán, al día de hoy, que no solo no me desvié ni un ápice, sino que es mi dogma de fé.
De este trabajo, cuando entendí que ya estaba completo, realicé cinco copias, una para Ecalle, que ya tenía casset, otra para Jesús Gómez del Cueto, que al día de hoy la conserva, porque en dicho trabajo interviene el canario que más me gustó de él y que se llamó “el Moro”…..(jejejeje, para colmo de sus males y sarcasmo mío, carecía de ritmos continuos, ¡quién se lo iba a decir a él en aquellos años!), otra me la quedé yo y dos se las di a Rafael M. Bouzo que nunca supe su destino.
Con los años mi copia la utilicé como método pedagógico tanto con relación a los Aspirantes como con los aficionados en general, pues sobre la base de esa grabación centraba mis charlas allá donde yo fuera, dando inicio a ello en Bilbao y secundado en Murcia, hasta que un buen día esa grabación, me desaparece. Mal pensé de unos y otros hasta que, hace tan solo un año la tal grabación me es devuelta ya en CD, íntegra, tal cual yo la realicé y fue un “piraña, amigo de Bilbao el que me la limpió”. ¡No podría ser otro mas que Goicoechea, Goico, mi gran amigo, de Bilbao.
Para realizar este trabajo actual, procedo a la inversa de cómo la construí. Extraigo en primer lugar las frases que me parecieron más interesantes de aquellos primitivos canarios, ya históricos, de 1960, como lo fueron el Ciclón y el Terry, ejemplo que presento a toda la afición mediante este trabajo y sobre el que realizaré algunos comentarios previos, pues, como es sabido, desde muchos círculos, algunos con fines totalmente destructivos, y amparados en el concepto genérico de “discontinuidad” se ha filosofado mucho, tal vez demasiado, sin conocer sus orígenes, simplemente por lo que se leyó o se escuchó decir a alguien, extrapolando el dicho, a lo que uno pudiera entender, ya que si los textos son necesarios y las charlas igual, ambos carecen de la plástica pura y real cual es la vista y el oído.

EXPRESIONES SOBRE DETERMINADOS GIROS DEFENDIDAS POR MUCHOS QUE SE DECLARAN AMANTES DEL CANARIO DISCONTINUO.

Es sabido que en la década comprendida entre los 70 y 80, debido a los múltiples cruces entre familias y sin medios de refresco posibles, ( para comprender esta situación el aficionado debe situarse en aquella época donde en España no existía NI UN SOLO CANARIO TIMBRADO QUE NO ESTUVIERA CRUZADO O CON MALINOIS O CON HOLANDESES y ese material no nos servía por considerarlo aberrante), algunos canaricultores, aconsejados por el propio Drove Aza que, nos proporcionó los primeros ejemplares, decidimos principiar un proceso regenerativo de la raza, siguiendo los patrones ya conocidos por la inmensa mayoría de los aficionados.
Nuestros canarios casi habían perdido el metal del timbre. Estaban demasiado encharcados, por sus excesivas aguas. Sus músicas eran gangosa, en muchos casos hasta nasales. Se pensó en afonías, ácaros, etc. se puso en práctica multitud de fármacos sin éxito alguno. (Cosa que sucede en la actualidad con algunas castas y que serán fácilmente comprensibles cuando escuchen y comparen la estructura de esas canciones actuales y aquellas de aquella época, que nos llevó sin remedio, a la reconstrucción tímbrica, no exenta de grandes problemas, por muy discontinuas que tanto antaño como ahora resultasen).
El resultado fue que, aunque a muchos pueda molestarle, la sensibilidad tímbrica se recuperó y al recuperarse ésta, empezaron a escucharse expresiones antiguas ya desaparecidas, muy similares a las que se nos ofrecieron en vida del Ciclón que expongo aquí.
Al reaparecer estas versiones, comenzaron las controversias en el seno de algunos aficionados amantes del discontinuo, pero sólo conocedores del canario doméstico, dulce, melodioso, musical y…..esencialmente acuoso y comenzaron los apodos, en muchos casos despectivos…..”jilguerines,….chicharrillas…. poquita cosa….que si cantan cabreados, por las riñas, que si nasales, rascadas, y mil cosas más de público conocimiento al día de hoy, pero que propiciaron enormes desencuentros, con el agravante de que, quienes más se destacaron por intentar “enterrar” dicho proceso realizaban cruces tan aberrantes como los realizados antaño con los canarios holandeses, unos para darles “tamaño” y otros por simple “apariencia”…cuello corto, aspecto redondeado…etc., (en la inmensa mayoría de los casos, falsos, pues una cosa son las plumas y otra la estructura física), o simplemente, despreciando el proceso, porque lo patrocinaba tal o cual personaje, olvidándose de que, por encima del aspecto, la forma, la apariencia o tal vez “la firma”, en la canaricultura de canto, está el timbre de voz y que todo lo anteriormente citado está muy bien mientras no se pierda esa esencia imperativa y determinante de raza.
Pues bien, esas versiones, sesgadas, metálicas, en riña, en multitud de conjunciones y por sí solas, se pueden escuchar en este ejemplar, nacido en el año 1959 y que desde ese día en Asturias se le contempló como prototipo a comparar, como me sucedió con otro ejemplar de nombre “El Caruso”, de Angel Lavín de Cantabria, nacido a finales de los 80 y que para tener una idea sobre él le pregunto a Rafael….¿se parece al Ciclón?….No, no, …no llega. Con lo que quedaba ya clasificado.

¡Vaya pues, para todos EL CICLON, nacido de un Campeón del Primer Concurso Ibérico de Canaricultura y Pájaros Exóticos, de 1959, que fue descalificado en otro Certamen anterior por carecer de lo que algunos entendían giros básicos y hereditarios, y de una hembra que “supuestamente no debería haber puesto huevo alguno” y ahora si lo desean debatan sobre si voces sesgadas sí o no, sobre si riñas sí o no y todos los supuestos que queráis, pero recuerdo que este canario nació, repito, en el año 1959 y fue considerado como el ejemplar más perfecto en opinión de todos los de aquella época incluido Drove, Rico, Ruiz, Rafa, Chus Cueto, Otaduy, Juez de León, ahora en Alicante, que crió con muchos de sus descendientes, y un sin fin de aficionados más, entre los que me encuentro yo, pararrayos de todos esos “dichos como jilguerines, chicharrillas, amante de los reñideros etc.

Nuestros Pajaros

Estándar


En nuestro primer año la Peña del Norte a conseguido tener un numero de unos 150 pajaros criados con toda la seriedad y compromiso que tenemos con el canario discontinuo.Un saludo