Archivos Mensuales: abril 2010

CLUB LOS MAÑOS (ZARAGOZA)

Estándar

Queremos felicitar a nuestros amigos de Zaragoza (Los Maños ) por esta nueva sociedad que tengais mucha suerte en esta nueva andadura y por supuesto teneis el apoyo de la Peña del Norte.

Anuncios

Articulo Fernando Romero Cosmo

Estándar

Como agrupar los canarios en las voladeras

Cada año cambio algo del sistema anterior, aunque cada año menos, pues llega un momento en que el sistema te da resultados año tras años y dejas de hacer experimentos. Mi método es bien sencillo, y me da buenos resultados, siempre mejorables como todo.

Una vez comen solos los pájaros (aproximada mente 28 a 30 días) los separo de las madres en una habitación contigua, y con música constante desde que entran los primeros haces de luz hasta que oscurece. Agrupo los pájaros en jaulones de metro, y lo lleno conforme voy separando de los padres hasta que hay 16 pájaros aproximada mente en cada jaulón.

En esta separación no tengo en cuenta ninguna relación de parentesco ni de color ni sexo, solamente la edad. De esta forma alimento a los pájaros de ese jaulón con alimento enriquecido un mes más, con pasta diariamente y verdura abundante,aconsejo el brécol por la cantidad de vitaminas naturales que contiene.

Después de ese mes la alimentación puedo ir acomodándola a la de los adultos paulatinamente sin aflojarla demasiado hasta una vez acabada la muda, momento en que pasa a ser la de los padres, tres partes de alpiste y una de nabina. Al principio de criar estos pájaros,(discontinuos) separé por hermanos en cada jaulón nada más comían, por miedo a que copiaran entre distintos grupos o pandillas , pero os aseguro que no copian en absoluto a tan temprana edad, y menos con el sonido envolvente que produce el aparato de música.

Una vez terminada la cría, cuando separo el último pájaro, es cuando los agrupo por hermanos de padre y madre.
En ese momento, junio casi siempre, los pájaros repasan de forma suave y sin coherencia práctica mente, aún no son capaces de imitar los sonidos de los hermanos.
En esas fechas ya tenemos indicios suficientes para saber cuantos machos y cuantas hembras tenemos de cada pareja, sobre todo si los comparamos en color y forma con sus propios hermanos de padre y madre.
Si observamos la frente de los jóvenes,justo en cima del pico y mirando los pájaros desde arriba, podemos apreciar una pequeña diferencia de tono. En los machos marcan un amarillo incipiente y en las hembras, la frente es color marron.

Este recuento nos puede ser útil para agrupar los machos de dos en dos en cada voladero como mínimo, y las hembras de que dispongamos de cada cruce.
La razón de poner solo dos machos en cada volador no es más que la de aumentar la diversidad de cantos, pues como ya casi todos sabemos , los hermanos de nido separados dan cantos distintos.
En el caso de no tener mas que dos machos, le añadiremos hembras de otro volador en el que tengamos de sobra, de esta forma los machos se enfrentan menos entre ellos y no se aceleran.
En el caso de tener un solo macho de un cruce, no soy partidario de juntarlo con medios hermanos ni nada parecido. Lo coloco en un volador solo y le añado dos o tres hembras para que compitan con el en la comida y territorio, y a últimos de septiembre si son pocos los reparto en casa de familiares para que terminen de formarse por si solos y te aseguro que también sacan su canto.
Este canto puede no ser de la calidad de los que han estado con hermanos, seguramente será un repertorio corto, pero nos será de gran utilidad saber las cualidades de su voz, dicción y ritmo.

Una vez colgados los voladores en la paced y con las separaciones entre voladores me cojo unas vacaciones pajaríles, no les presto casi atención hasta que encuentro diferencias de tono entre los diversos grupos, a partir del 15 de septiembre, momento en el cual redistribuyo los voladores de forma que coloco los de tono más elevado en la parte baja de la pared y los de menos tono en lo alto. De esta forma podemos oírlos mejor y entre ellos hay menos posibilidades de que un pájaro con tono alto se lleve a los demás por delante. A partir de este momento los oigo cuantas veces puedo y sigo cambiando voladores hasta que quedan a mi gusto, como si de la confección de un equipo se tratara.
Por ejemplo si escucho un grupo con más tono que el volador de bajo de ellos, los cambio de posición, así hasta que están a mi gusto.

A partir de aquí presto atención para eliminar lo que me suene fuera de mis conceptos de selección, y para ello me valgo de la alimentación. Por ejemplo les pongo lechuga a todos los voladores menos a dos y me siento tranquila mente a oír esos dos voladeros que seguramente serán los únicos que cantaran, al estar los demás ocupados con su manjar preferido.

Articulo de Alfonso de la Coba

Estándar

CANTO Y GENETICA
Alfonso de la Coba Garrido
C.N. O-954
Siempre he quedado maravillado con los artículos sobre genética aplicada a
la canaricultura de color. Cómo están localizados y catalogados los genes y
de los distintos desarrollos atendiendo a las leyes mendelianas en cuanto a
las combinaciones de los mismos y sus porcentajes correspondientes.
Cada vez que veía una de estas publicaciones me venía a la mente la
siguiente pregunta: ¿Qué pasa con los canarios de canto, es que no hay
estudios referentes a la transmisión genética del canto y de la posible
aplicación de las leyes de Mendel?
Lamentablemente no he encontrado abundante documentación sobre
este tema y la poca que hay es muy confusa.
Hay estudios realizados por universidades norteamericanas muy
buenos, pero que no nos son validos ya que se realizan sobre pájaros
silvestres y nosotros partimos de un pájaro muy seleccionado
genéticamente para el desarrollo de una estructura muy especifica de
canto.
Ante esta realidad, quiero exponer mi experiencia con la cría de un
canario de canto muy particular. Es un canario criado en consanguinidad
muchos años atrás y persiguiendo un tipo de canto y fenotipo muy
especifico.
Para mi, fue una sorpresa cuando comprobé que había criadores (de
Canto Español y de Roller) que criaban los canarios siguiendo verdaderos
árboles genealógicos de seis generaciones atrás. En éstos, algunos
ejemplares aparecían varias veces: “en primera y segunda, hijo vuelto a
madre”,incluso creando auténticos laberintos familiares.
En este momento me vino una idea “¿Estará aquí la piedra filosofal o
ese cruce mágico para obtener auténticos campeones?”
Fue entonces cuando memorice todos los pedigrís de mis pájaros y tras
muchas horas de observación, sin hallar dicho cruce mágico, comprobé
que sí había una continua repetición de ciertos ejemplares (machos o
hembras indistintamente) pudiéndose hablar de ramas o familias referentes
a dichos ejemplares.
Fue entonces cuando cambie la búsqueda de “tantos por cientos o
cruces mágicos” por la simple observación de la evolución que tenían los
ejemplares, manteniendo los árboles genealógicos como meros controles
de cría.
En estas observaciones obtuve varias conclusiones:
 La morfología del canto (ritmo, sonoridad, estructura,
predisposición a las nasales ) al igual que ciertos giros
(floreos, compuestas, rodadas) son hereditarios.
 La transmisión genética de un canario no se realiza siempre
del mismo modo, estando muy vinculada a la de su pareja.
Cada canario se comporta en virtud del emparejamiento que se
realice.
Debe quedar claro que el canto se trasmite genéticamente pero sin
unos parámetros fijos, pudiendo incluso variar para los hermanos de
nido que no siendo campeones pueden ser portadores.
Por todo esto, es necesaria una constante observación de la
transmisión efectuada en todas las parejas realizadas.
Esta labor también hay que realizarla entre varios criadores, de forma
seria, sin ambigüedades ni ocultismos, probando todas las posibilidades
dentro de una familia de pájaros.
Es obvio que un solo criador no puede realizar todas las
combinaciones posibles con los hermanos y hermanas de un campeón.
Quiero terminar este artículo, remarcando que la única forma de
trabajar una línea es en consanguinidad abierta y cerrada. Entiendo por
línea, a un mismo entronque o árbol de pájaros con unas características
definidas y estables de canto. Todos ellos con algún ascendiente común en
tercera o cuarta generación. Este árbol se ramifica siguiendo una
consanguinidad cerrada. Realizándose más tarde la consanguinidad abierta
entre los extremos de las ramas. Es cierto que con la “cerrada”, hijos a
padres o nietos a abuelos se produce un cierto retroceso, pero ahí es donde
hay que buscar esos posibles portadores que mantengan o incrementen las
virtudes genéticas de los ejemplares. Para luego recurrir a la “abierta”
como apertura. Insisto en no intentar buscar tantos por cientos ni
desarrollos fijos. Es la observación de la evolución la que tiene que primar
en el trabajo.

Articulo de Pedro Mata

Estándar

MOTIVOS SOBRE LA PROBLEMÁTICA DE LA DEFINICIÓN DEL CANARIO DE CANTO DISCOTINUO.

Desde que me inicie en esta afición, vengo oyendo y se viene hablando de lo que es, o lo que debe ser el canario de canto discontinuo, siendo difícil superar la barrera inicial de semejante consideración, es decir, en mi caso aquella que se desprende de la lectura de los primeros escritos que se interesan por la diferenciación del canario timbrado español y del canario de canto español o del país y todo lo que ello a conllevado.

Parece algo casi imposible llegar a una consideración definitiva que contente a todos los diversos sectores que componen esta corriente de la canaricultura, sin embargo, aquello que es lo que se trata de determinar, es decir, aquello sobre lo que se debate tiene mucho que ver con lo que da que debatir, pues existe la posibilidad de que sin esta problemática, necesaria en algunos casos e innecesaria en otros, no se hubiese alcanzado en general tal grado de evolución como el ahora existente.

Este texto trata de aproximarse a las razones de la dificultad de dicha definición, descendiendo a dicho objeto inicial, al inicio del debate, pero con la perspectiva que supone tanto tiempo debatiendo.

Ponerlo por escrito y ejercer dicha tarea no supone poseer la verdad en esta cuestión, como en todo, lo más complicado es aprender a aprender, prepararse para practicar que la cuestión en sí misma permite un abanico de tales posibilidades que superan ampliamente la visión sesgada y parcial que uno pueda tener de este asunto.

Se trata más bien de aprender a interiorizar que es para cada uno lo que aquí se debate. Este texto, en ese sentido, es más bien una experiencia personal a fin de abordar los rasgos fundamentales de la esencia de este pájaro.

El motivo de la polémica y del desencuentro más agrio se puede resumir en la siguiente pregunta: ¿qué es un canario de canto discontinuo?

La pregunta en sí ya es motivo de debate o de confusión ¿Es lo mismo un canario de canto discontinuo que un canario timbrado discontinuo?, y en caso afirmativo, éstos dos o uno sólo, si se entiende que son lo mismo, ¿son iguales o diferentes a un canario de canto español discontinuo?, o para complicar aún mas la cuestión, ¿ son lo mismo éstos, que un canario floreado ? Y el canario timbrado ¿ es lo mismo?

Y yo me pregunto, si ni tan siquiera hemos sido capaces de ponernos de acuerdo a la hora de designar la diferencia especifica de lo que tratamos de precisar (canto español, discontinuo, floreado, timbrado discontinuo….), vamos a ser capaces de dar una definición esencial de la misma, parece una cuestión harto difícil de superar, aunque no imposible o inimaginable.

Menos mal que en el género próximo, es decir, en el elemento esencial de la cuestión, hemos convenido en definirlo como canario.

Para tratar de llegar a una aproximación de lo que es este pájaro hay que considerar una serie de realidades primarias, entre las que podríamos diferenciar unos elementos más importantes y otros más secundarios. Aquí podrían entrar en liza innumerables conceptos: voz metálica, brillantez, ritmo continuo, ritmo discontinuo, educación positiva, educación negativa, no educación, fenotipo…

Conscientes de que la suma de una determinada selección genética, más la aplicación de unos criterios de educación negativa o no educación, más otra serie de condicionantes, pueden dar como resultado un determinado pájaro al que yo denominare canario de canto discontinuo, por utilizar alguna de las expresiones citadas, uno de los problemas fundamentales que se nos presenta es detallarlo adecuadamente.

Parece sorprendente que a día de hoy no haya sido posible dar una definición de tal concepto que contente a todos los amantes de esta especialidad. Tanto las personas que componen federación A, como la federación B, o la federación C, son conscientes de su existencia, pero cada una de ellas posee un concepto propio, adquirido por múltiples motivos y razones. Esto sucede porque las experiencias de unos, sus puntos de vista, son muy diferentes de unas personas a otras.

Entiendo que las dificultades para llevar a cabo esta tarea son diversas, entre las más significativas podríamos encontrar:

– Relacionadas con el lenguaje, como indica la polisemia de los siguientes términos: discontinuo, timbrado, etc., o la vaguedad y ambigüedad de muchos de los términos que utilizamos.

– Pluridimiensionalidad del concepto, es decir, de su propio contenido, su historia, los diferentes reglamentos que han abordado la cuestión, la forma de negociar éstos, y su sistema de selección.

– Diferentes concepciones que las personas tienen sobre esta cuestión, es decir, sus puntos de vista, ideología, realidades vividas, ubicación geográfica, etc.

Como la definición que nos ocupa ha hecho correr ríos de tinta y dado que no es objeto de mi persona sumarse a dicho caudal, pues ni me corresponde, ni estoy capacitado para ello, baste decir que cada federación deberá ser responsable de fijar tanto el contenido como el continente, que tendrá que ser debatido y aprobado por sus respectivos asociados, siendo lo deseable que todo sea reglamentado bajo un único código, común a todas, donde tengan cabida las distintas sensibilidades existentes en la actualidad; un reglamento que aunque no de una respuesta satisfactoria y total, sea lo suficientemente generoso con todos y lo suficientemente abierto para que aunque todas estas cuestiones no sean despejadas en su totalidad, den pie a que a partir del mismo se puedan formular nuevas preguntas en un futuro próximo que hagan que la evolución de este pájaro no se detenga bajo pretextos o justificaciones absurdas.

En la hipótesis de que tengan que pasar otros decenios hasta lograr reunir el consenso necesario para ello, unos de los mayores problemas radica en que alguno de los grupos intente imponer a todos los demás una respuesta definitiva y total a toda esta controversia. Que uno de estos subgrupos se crea poseedor de la verdad buena y absoluta sobre este asunto y que éste obligue a los demás a aceptar que se tenga fe ciega en que lo que ellos dicen es lo auténtico.

Si no somo capaces de ver el reconocimiento de los que nos piensan como nosotros, difícilmente podremos llegar a establecer los mecanismos necesarios que nos lleven a ese deseado acuerdo.

Si no somos capaces de ver que la esencia de este pájaro radica en su pluralidad y diversidad, difícilmente podremos llegar primero a entenderlo y luego a establecer los mecanismos necesarios que nos lleven a ese deseado acuerdo.

En el futuro y evolución de este pájaro tienen cabida y son necesarias todas las opciones planteadas hasta ahora y otras que puedan nacer, es más, los unos sin los otros o éstos sin aquellos son difícilmente inimaginables si se quiere seguir progresando.

Lo que nos corresponde a los criadores de a pie es colaborar en la persecución de nuestros pensamientos, remar en pro de ese consenso, exigir soluciones, y una vez hecho esto, remar junto a las personas con nuestros mismos ideales e inquietudes, en muchos casos, amigos nuestros, en el barco que más no complazca; si todos navegan por el mismo mar, guiados por la misma brújula, y en calma, aunque algunos barcos sean de vapor, otros de vela…. mucho mejor, y una vez allí respectar las decisiones de la mayoría y si en la definición que se propone dice que nuestro canario de canto no tiene que ser de color rojo, no creernos que estamos por encima del bien y del mal y hacer todo lo contrario que nos correspondería en cuanto a nuestra condición más propia.

Mucho mal han hecho los experimentos realizados con gaseosa, al margen de lo acordado por los distintos códigos establecidos, para volver a caer en semejante peligro, aparte de por su inconsistencia tanto teórica como práctica, por la decadencia que ello ha supuesto en el crecimiento de este pájaro

Muy distinto es saber diferenciar lo positivo de este debate y otra el utilizarlo para inquietar a modo de justificaciones o pretextos que caigan en el rango de rencores o aversión hacia alguien o hacia algo. Lo primero puede ser enriquecedor, mientras lo segundo sólo conduce a vivir oculto en un rincón.

Para finalizar e hilvanando con el principio de este escrito, una cosa es la realidad que constituyo este pájaro en sus albores y la sustantividad que los precursores del mismo describieron en el tiempo que les toco vivir, y otra muy distinta, la realidad de este pájaro que nos tocará vivir junto a él en el siglo XXI.

Aunque las preguntas y discusiones siguen vigentes desde entonces en su mayor parte, hay que aprender de ellas y mostrar gratitud a que las mismas nos han ayudado a recorrer parte del camino y gracias a estos debates y a la visión de estas personas no hay que partir de cero, pero el futuro del mismo toca construirlo con mimbres renovados y con una mentalidad abierta.

Ellos ni conocieron la popularidad que ha adquirido esta variante de la canaricultura, ni que existiría internet o lo que supone en el conocimiento y divulgación de la misma, ni que un programa informático te pudiese ayudar a valorar ciertos aspectos del canto de las aves, o que MRW te transportaría los pájaros de un concurso a otro,o haría que un pájaro que hoy esta criando en Lugo mañana lo haga en Cádiz…. y todo lo que ello puede llegar a significar, ni nosotros conoceremos muchas otras cuestiones que están cada día más cercanas.

Si la ausencia de definición aquí presentada o el entender que lo importante de todo esto es sorprenderse año tras año, más allá de polémicas más o menos necesarias o inevitables, tiene algún viso de parecerse a la realidad de muchos otros compañeros de afición o presenta una mayor o menor aceptación, es algo que aunque importante en cuanto a la mayor o menor cohesión de los diversos grupos a la hora de plantear esta cuestión, no es lo mas relevante; lo más trascendente debe ser entender la riqueza que entraña la diversidad y complejidad de este pájaro.

Aunque no se trata de una cuestión insustancial esta de la definición de nuestro canario, tampoco debe alarmarnos en demasía que aún esta no se haya producido de forma satisfactoria para todos los actores de esta función, pues la favorable evolución que se viene poniendo en práctica por un gran número de canaricultores, ya que año a año se supera en calidad al anterior, debe darnos cierta tranquilidad de cara al futuro más inmediato.

Aunque necesario por ineludible, dicha necesidad no debe conllevar o ser lo único que debatir.

Lo fundamental en este devenir del proceso que desencadena en un canario de canto discontinuo y la riqueza de su variabilidad, tiene que ser concebido como la mayor virtud de este pájaro, que convierte esa imprevisión en su principal maravilla. La belleza de este animal se muestra por sí sola y se hace visible con independencia de si la ausencia de definición aquí expuesta, o el estado de la cuestión es acertado o no. Escuchar uno de estos pájaros tiene que presentarse como si se fuera a escuchar esa melodía por última vez, pero también por primera vez.

Se ha discutido tanto acerca de este tema que ha llegado el momento de que toda vez que hasta lo ahora expuesto, es decir, hasta hoy, no se ha llegado a un planteamiento satisfactorio, se haga a partir de ahora con una renovada visión.

2010 Pedro Mata.

Articulo del señor Sandua

Estándar

PASADO PRESENTE Y FUTURO DEL CANARIO TIMBRADO O DE CANTO ESPAÑOL
A finales de la década de los cuarenta se empezó a trabajar en España por la consecución de un tipo de canario de canto representativo de nuestro país diferenciado de los ya existentes Malinois y Roller.

Pocos ejemplares quedaban en España de los que se pudiera echar mano, pues por muchas causas y en especial, por la entonces reciente contienda española, se cuenta que prácticamente salvo excepciones, de aquel primitivo canario de canto del País nada o muy poco quedaba por lo que se tuvo que utilizar para conseguir este fin al clásico canario común, que algunos tenían en sus casas.

No resultó ni fácil, ni cómodo para los que en aquella época se impusieron el objetivo de lograr este tipo de canario de canto, pues desde ya sus inicios surgen dos motivaciones distintas.

Unos buscaban un tipo de canario donde los timbres, los chaus y los piaus, giros a los que aquellos aficionados, consideraban básicos y hereditarios, con un canto eminentemente metálico y de tonalidades altas y que además completase una planilla totalmente reglada y ¿por qué no decirlo?, diferenciada de la inicial presentada en la COM y no aceptada.

Otros, por el contrario, buscaban un canario con giros de emisión rítmica no continua, donde se primasen las cualidades musicales, las improvisaciones y un repertorio formado por giros básicamente multisilábicos, exento de estridencias, coincidiendo eso sí, en el carácter metálico y tonalidades altas, pero como característica de la voz.

Si nos atenemos a los escritos en aquella época, y…personalmente me atengo, esos giros que se consideraban básicos y hereditarios eran fruto de cruces importados de otras razas de canto, las que entonces existían, pero además con el añadido de que no solo fueron estas Razas las causantes de estos desmanes relacionadas al canto ,pues la talla y el fenotipo, fueron objeto de análisis y para conseguir estos objetivos, los expertos de entonces afirmaron que se recurrió al cruce con otras Razas, no ya de canto sino de forma y postura y esta circunstancia propició abundante discordia entre ambas tendencias.

No sólo éstas eran las divergencias de entonces. A éstas, hay que añadir la propia denominación. ¡Cómo denominar a nuestro cantor!.

Para unos era: Canario Timbrado Español, para otros, Canario de Canto Español.

Los afines a la denominación Timbrado Español, lo entendían así, porque la base de sus canciones deberían ser los Timbres (giros de emisión rítmica continua básicamente, ya que existen otros “timbres” cuyos giros rítmicamente son emitidos en cadencia semicontinua o incluso discontinua), y aquéllos, los timbres, se llegaron a subdividir en Timbres Metálicos, intermedios y profundos, y además, también se insistía como definitorias, las expresiones floreadas tales como los “chaus, los Piaus y los chas-chas (clásicas castañuelas de entonces). Así se puede cotejar en los escritos de antaño.

Para la tendencia afín a la denominación Canario de Canto Español la grandeza que se buscaba se basaba en la calidad de las diversas canciones y entendían que el concepto de Timbrado debía aplicarse al carácter de la voz que decían debía ser Timbrada, Metálica y de tonalidades altas o agudas, alegres, brillantes.

Esta divergencia perdura al día de hoy.

La Catequesis que algunos intentamos inspirar entre nuestros aficionados es que, el movimiento impulsor de nuestras creencias se basa en aquellos principios que nos enseñaron y nos demostraron con ejemplos, aquellos iniciadores de éste tipo canario, que todos conocemos como, de Canto Español y lo proclamo así, no solo por haber sido uno de los partícipes y testigo de aquellos debates, sino porque otros compañeros de época, con las mismas inquietudes a las mías viven, y además, están entre nuestras filas y así lo comparten.

Aunque fueron muchas las buenas intenciones en buscar acuerdos y unificaciones, éstas nunca llegaron a fructificar, por lo que la canaricultura de este tipo de canario discurrió así diferenciada, entre dos federaciones: La FOE y la FOCDE sucesora de aquella primitiva AONS (Agrupación Ornitológica Nacional Sindical, dependiente del entonces Sindicato Nacional de Ganadería).

Decir que en FOCDE la convivencia fue cómoda no reflejaría la auténtica realidad. Pienso que, por razones de expansión y aglutinación de Sociedades y aficionados convirtió a esta Modalidad de Canto en foco de continuos desencuentros. Con el paso del tiempo, en el seno de FOCDE, ya no se trataba de dos movimientos divergentes sino de cuatro, a nivel Nacional. Uno el imperante en FOE y tres más en FOCDE como lo eran, una, la que defendía que en las canciones del canario debían primar la cantidad de giros así como la presencia de ritmos continuos, primando un tipo de canto que complete los giros estipulados en la planilla. Otra, la que se aparta en gran parte de esta doctrina pero insiste en mantener algún ritmo continuo, (esos timbres, pequeñines), aunque primando lo discontinuo. Es decir los reconocidos como “los Intermedios”, y una tercera, donde los ritmos continuos no tienen entrada, y siguiendo los patrones primitivos, defienden denominarse, discontinuos, para así dar a entender que los ritmos contínuos no son propios de ésta línea de canto, como así lo aseveraron nuestros antepasados, por constancia escrita existente en las Revistas de aquella época.

Lógicamente con tanta disparidad de tendencias, era muy difícil encontrar unificaciones que gustasen a todos y más, sentirse cómodos en cuanto a “entusiasmos y creencias”. Elaborar la última Planilla vigente, supuso todo un arte de encaje de bolillos, como lo fue también el que la denominación de este canario pasase a ser “Canario Timbrado o de Canto Español”, tan deseada por muchos y que así constaba en el Código de Canto de la FOCDE hasta el día que se decidió nuestra salida de dicha Federación. ¡Desconozco la realidad vigente al día de hoy!.

Como se parodia en la zarzuela “La Verbena de la Paloma” …..¡Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad….”. Hoy nos encontramos muy lejos de aquellas situaciones que vivimos durante cincuenta años. De aquella época queda la experiencia, lo aprendido. Queda mucho de cariño, de amigos conocidos, y algunos ya fallecidos que lo dieron todo por esta afición, aún sabiendo la enorme distancia que nos separaba, por seguir caminos distintos, y en especial, queda, la nostalgia y el recuerdo. Para muchos, FOCDE supuso mucho, casi todo, pero tuvimos que salirnos, (con dolor, en mi personal caso), para asegurarnos una vivencia nueva e independiente, donde se piense sólo en una canaricultura, la del canto.

En este proceso reconocemos que todos estamos empezando, de la misma forma que empieza esta Revista, pues, llevamos solo un año y ocho meses. Estamos empezando a desarrollar nuestra personal idiosincrasia, la del canario de Canto Discontinuo, la del Roller y por qué no decirlo, la del Roller incluso aquel tipo de Roller ya perdido y, en la misma identidad, la del actual Malinois y aquellos Malinois de los que ya casi nadie se acuerda, y me pregunto, ¿por qué no?.¡ Si hay sitio para todos, porque olvidarnos de aquellos aficionados a quienes gustan de aquello que se dejó o se permitió olvidar, simplemente por perfeccionar algo, olvidándose, tal vez de que en esa perfección también cabrían ellos, los ya casi olvidados. Estoy convencido de que no tardando mucho, todos los camarotes de esta nave FECC, que lanzamos a navegar por los mares del futuro, estarán completos y ocupados por todas las tendencias del canto y cómodamente, cada uno en su personal sitio, sin interferencia alguna. Donde cada uno quiera estar.

En los camarotes ocupados por los seguidores y amantes del Malinois y del Roller, poco a poco ven aumentar sus efectivos. Cuando en España se entienda la misión de FECC seguro que esos efectivos serán mas cuantiosos y ya saben que cuentan con el apoyo de todo el colectivo FECC.

El camarote más completo es el del Timbrado o de Canto Español. Es fácil trabajar pensando todos en un mismo fin. En este camarote, todos piensan en discontinuo. Unos están más adelantados que otros, pero coger el paso, es cuestión de un poco de paciencia, ya que encontrarán pronto apoyo.

En FECC, debemos aprovechar la experiencia adquirida, en especial, para no cometer los mismos errores de antaño. Meter en el mismo camarote tendencias distintas ya sabemos que dan malos resultados. Es mejor ocupar sitios diferenciados y que cada cual, desarrolle su ideal, de la forma y manera que quieran. Habrá tiempo para amaños y fusiones. Lo que hoy es indiscutiblemente blanco, mañana tal vez resulte ser tremendamente negro. ¡ Quién sabe!.

Lo importante es que unas voluntades, enamoradas de ésta afición al canario de Canto, han dado la cara inventándose un sistema. Se han entendido entre ellas, han expuesto a sus seguidores sus proyectos, les gustó, y entre todos parieron a FECC independiente a toda otra Federación y exclusiva para la Canaricultura de Canto.

Hecha esta gesta, debemos amamantarla, criarla, desarrollarla, perfeccionarla y afincarla con sólidas bases, para que no se derrumbe en el futuro.